Aprendiendo a comunicarnos con nuestro bebé

Antes de que nuestro hijo comience a hablar, es necesario lograr un buen nexo comunicacional con él, y generar un lazo estrecho, para que nos pueda hablar sin palabras, hasta que pueda aprender a hacerlo. Con gestos faciales, grititos, movimientos corporales y todo lo que esté al alcance de un bebé pequeño.

No debemos generar expectativas en tanto en qué momento aprenderá a decir las primeras palabras, nuestro bebé. Cada niño tiene sus tiempos y no debemos generar expectativas ni presionarlo, sino que todo lo contrario, promover el relajamiento y la motivación mediante diferentes estímulos será la mejor opción para que nuestro hijo aprenda a hablar en el momento menos esperado.

Pero la antesala del habla debe ser la comunicación gestual, y la bilateralidad de los mismos. Esto quiere decir que si nuestro bebé hace un gesto como pedirnos con los brazos abierto y mirándonos a los ojos que lo tomemos en brazos, debemos responderle con esto. Ya que el bebé entenderá que nos dimos cuenta de su pedido y de que cuando comunica algo hay una respuesta, causa y efecto.

bebé

Otra de las cosas que sirven muchísimo para enseñar a hablar a un bebé que está en ese proceso es seguir su ritmo de comunicación verbal, sabemos que cuando está entre los 3 meses y el año y medio, pega grititos de diferentes tonos que quieren decir diferentes cosas. Es bueno que los padres presten atención a los mismos y le sigan este balbuceo, ellos lo tomarán como una respuesta y una manera de comunicarse.

Los gestos de las miradas son importantes a tener en cuenta, tener una buena comunicación visual a través de la mirada nos hará dar cuenta de cómo está su estado de ánimo y que quieren decir con los diferentes gestos, podremos devolverle una sonrisa rápidamente o darnos cuenta que está triste y darle un gran abrazo y cariño en cuanto lo veamos.

Con toda esta interacción lograremos que nuestro hijo logre hacer acciones las cuales tenga una intención especial y un efecto, y que entiendan que sucede algo si ellos hacen algo, será el paso previo al diálogo. Nunca se sabe exactamente cuando un niño comenzará con las primeras palabras, pero lo que sí se sabe es que en algún momento lo hará, esto puede llegar a ser tempranamente, gracias a una buena estimación y motivación del entorno en el cual vive, padres, hermanos y otros familiares.

Sin esta contención y apoyo es difícil que rápidamente un niño logra hablar o que no presente dificultades para desarrollar el habla. Si logramos tener paciencia, amor y empatía podremos tener un hijo sociable y muy comunicativo con las personas.

Categorias: Niños

Deja una respuesta

Your email address will not be published.