Por qué es bueno aprender idiomas desde pequeños

Cuanto antes empezamos a aprender un idioma, más fácil nos resulta aprenderlo y, aún más importante, aprehenderlo. Interiorizar cualquier idioma se hace mucho más fácil mientras nos desarrollamos, mientras aprendemos de nuestro entorno, en nuestros primeros años de vida.

El proceso de aprendizaje de una lengua extranjera debe ser como el de la materna: primero, escuchar; después, comprender y, a partir de aquí, se podrá empezar a hablar la lengua desconocida, que… ya no lo será tanto.

Según vamos creciendo, surgen otras nuevas maneras de aprender idiomas. Por ejemplo, acudiendo a un campamento de verano para niños.

Pero ¿sabes, realmente, por qué lo ideal es empezar a aprender desde pequeños? Te contamos las razones principales a continuación. Si tienes un hijo, no dejes escapar la oportunidad de que empiece desde ¡ya!

Motivos para empezar a aprender idiomas de pequeños

  • Diversos estudios aseguran que el bilingüismo mejora la atención y las habilidades de escucha. Especialmente, esto es así durante los 4 primeros años de vida. Motivo por el que las escuelas ya imparten inglés a niños de edades de 2 años.
  • Ser bilingüe contribuye a conseguir una mayor facilidad para aprender otros idiomas cuando somos adultos. Además, también facilita que distingamos otras lenguas, aun sin saber hablarlas.
  • La mente infantil funciona como una esponja que absorbe los conocimientos con mayor facilidad. Se interiorizan mejor los nuevos conceptos y otros elementos desconocidos hasta el momento.
  • Otra maravillosa manera de aprender es divirtiéndose, y los profesores apuestan por juegos, canciones y dibujos para que los más pequeños del colegio aprendan inglés.
  • Aprender idiomas también ayuda a que se ejercite la memoria a largo plazo, y funciona como un estupendo entrenamiento mental.
  • Dicen los expertos que el bilingüismo retrasa la enfermedad de Alzheimer en personas susceptibles de padecerla hasta en cinco años.
  • También aumenta la habilidad cognitiva, en su conjunto.
  • Y ayuda a mejorar y comprender la propia lengua materna.
  • De pequeños, tenemos mucho más tiempo para aprender idiomas que cuando somos adultos. En esta etapa, nos agobian obligaciones tales como el trabajo, compromisos familiares y puede que otro tipo de estudios.
  • Existen recursos que nos facilitan la tarea, como dibujos animados, canciones infantiles, flashcards indicadas específicamente para los más pequeños…

¿Necesitas más para convencerte?

Categorias: Actividades

Deja una respuesta

Your email address will not be published.