Héroes plasmados en ropa infantil

De pequeños todos soñábamos con ser héroes que acabaran con temidos dragones y malhechores y princesas que fueran rescatadas por su príncipe mientras peinaban su preciosa cabellera.

 Por desgracia, éramos conscientes que estas cosas solo pasaban en cuentos y el máximo consuelo que podíamos tener era ir a un parque temático (como por ejemplo Eurodisney) donde podíamos “conocer” a nuestros héroes, o tener en nuestra habitación todo tipo de decoración, peluches y ropa que mostraran que éramos fans incondicionales de algún personaje.

Y es que todos hemos sido niños, y la mayoría de nosotros hemos llevado camisetas con el dibujo de Minnie Mouse, pijamas con el Pato Donald o incluso rodilleras y etiquetas personalizadas con la foto de nuestro ídolo (no es difícil ver niñas que llevan marcada su ropa junto a un dibujo de Campanilla, por ejemplo).

Ropa infantil

Es por esto que cuando llegaban navidades o nuestro cumpleaños y al abrir un paquete veíamos que había una gorra con el dibujo de Peter Pan, o un álbum de cromos de La bella y la bestia saltábamos por toda la casa pletóricos y felices.

Todos aprendimos el abecedario con la ayuda de Epi y Blas y nos divertíamos con los Fraggle Rock, pero la ilusión era mayor cuando llevábamos una prenda de ropa en la que se demostrara que éramos auténticos seguidores.

De pequeños nos daba igual la marca de la ropa o el precio que tuviera, solo queríamos tener nuestra camiseta infantil y llevarla al colegio para enseñársela a todos nuestros compañeros. Es más, si en la época existía un personaje muy famoso, todos íbamos vestidos igual, de forma que nuestras madres no tenían otra opción que ponernos etiquetas termoadhesivas o bordadas en nuestra ropa para que no confundiéramos nuestra chaqueta de los pitufos (que tenían la mitad de nuestros compañeros) y volviéramos a casa con una que no era la nuestra.

Y es que niños solo somos una vez, y si no disfrutamos y presumimos entonces de pequeñas cosas que pueden llegar a ser un mundo, no tendremos oportunidad de hacerlo nunca. En cualquier centro comercial podemos encontrar ropa para niños con los dibujos que más ilusión les hace (no hace falta irse a una tienda oficial del personaje), y no cuesta nada comprar una camiseta con el dibujo de Dora la Exploradora, por ejemplo, que una con una florecita que cuesta 1.50€ menos.

Categorias: Niños

Etiquetas: ,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.