Historia de las mochilas para el colegio

El origen de las mochilas proviene de la necesidad que tenían los seres humanos en la prehistoria cuando se movían de un sitio a otro ya que con ellos debían llevar sus pertenencias más esenciales, ya en esa época el hombre se dio cuenta de que era más cómodo y fácil cargar con ese peso en la espalda en lugar de un bolso sobretodo porque se respeta más el equilibrio de nuestra masa y aumenta la soltura a la hora de llevar cargas.

Con el paso del tiempo y en parte favorecidas por las guerras que ha sufrido el hombre las mochilas han obtenido avances notables ya sea mejorando su resistencia como su ligereza debido a que los soldados tenían que llevar grandes cargas de la manera más eficiente posible.

Si nos centramos en el inicio del uso mochilas exclusivamente para el  colegio debemos aclarar que al principio los alumnos llevaban la típica maleta de una única asa con la que cargaban en uno de sus brazos, sin embargo con los años y con el aumento del peso que tenían que llevar se acabó optando por la típica mochila que tan popular y necesaria es hoy en día ya que se demostró que era menos perjudicial para la salud y sobretodo más cómoda para el niño, consistían básicamente en una bolsa con dos tiras simétricas y regulables teniendo en cuenta la altura del niño.

Hoy en día lo último son las mochilas con ruedas, permiten a los niños transportar el peso con mucha más comodidad y por lo tanto previenen posibles lesiones en la espalda, además al ser mayores tienen una capacidad superior a las tradicionales y son mucho más eficientes ya que cuando el niño está detenido su espalda no tiene que seguir cargando con el peso, algo que si pasaba con las mochilas tradicionales.

Ya para finalizar nos deberíamos preguntar: ¿Qué mochilas llevarán los niños en un futuro próximo? Todo apunta a que la sociedad valora cada día más la seguridad de los niños, es por ello que las mochilas del futuro probablemente lleven un adhesivo electrónico que al pasar por algunos puntos de la ciudad con cámara y con otro dispositivo detector, se mandarán indicaciones en tiempo real de la ubicación exacta del niño mediante un correo electrónico a los padres si así se deseará o de cualquier otra forma según se indique.
Estamos seguros de que esto aportará mucha más tranquilidad a los padres que tanto se preocupan por sus hijos cuando no pueden acompañarles al colegio.

Categorias: Noticias

Deja una respuesta

Your email address will not be published.