La vuelta al cole afecta a la salud dental de los pequeños

El estrés de la vuelta a la rutina puede llevar a sufrir mal aliento, sequedad bucal, bruxismo, gingivitis y caries, entre otros. Al fin y al cabo, hablamos de una vuelta que se vive como un jarro de agua fría: nada de gradual, sino que se trata de un cambio repentino. De la tranquilidad de las vacaciones al estrés del colegio, de madrugar y volver a tener deberes. Profesionales como los de http://www.escolapejoan.com/ os pueden recomendar qué hacer en estos casos para evitar estos riesgos. Y nosotros, a continuación, también te explicamos un poco más.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante (COEA) afirma que la higiene bucodental es algo básico para mantener la salud de la dentadura, tanto es niños como en mayores. Esto ayuda a prevenir cualquier enfermedad de la boca. Pero hay otros factores que afectan, como el estrés, algo que se vive en momentos de cambio, y muy especialmente, en el retorno a las aulas.

Durante el verano, hay que conseguir que los pequeños mantengan los hábitos de higiene bucodental que el resto del año. Además, también hay que hacer alguna visita al dentista en estas fechas, con tal de prevenir cualquier patología asociada al estrés.

Enfermedades relacionadas con el estrés

En épocas de nervios, podemos llegar a apretar y rechinar los dientes (bruxismo), lo cual puede hacer que desgastemos un 30% de los mismos y producir afectaciones severas a los nervios.

La gingivitis es otra enfermedad que hay que prevenir. Cuando se sufre estrés, también se reduce la capacidad para concentrarse y se reduce la eficiencia del cepillado. Y un descuido de la higiene lleva a una mayor acumulación de residuos en las encías, así como la inflamación de las mismas.

Además, también se corre el riesgo de producirse una disfunción de la articulación temporomandibular. Esto significa que, al abrir la boca, se puede trabar la mandíbula por la constante presión que se genera al apretar los músculos por estrés, y esto hace sentir dolor en las sienes.

Asimismo, el estrés también nos vuelve más vulnerables a sufrir sequedad bucal, caries y mal aliento. Por lo que es de gran importancia que visitemos al dentista cuando el pequeño debe volver a su rutina, así como estar atentos a señales que nos puedan indicar que está sufriendo alguna de estas dolencias.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.