Unos cuantos secretos sobre los recreativos

A los niños desde siempre les ha gustado jugar a las maquinitas y a los marcianitos, a apretar botones para que pasen cosas y si están relacionadas con la destrucción de algún tipo de especie ficticia mejor que mejor. Eso pasaba con los niños de la década de los noventa y pasa ahora, sólo que la maquinita ha evolucionado para convertirse en una reluciente PlayStation o XBOX y los marcianitos han evolucionado para convertirse en personajes y escenarios con unos gráficos espectaculares.

Para esos niños de las décadas pasadas además hay juegos especiales, adecuados a su edad, que pueden encontrar tanto en casinos, salas de recreativos como en los bares. Al menos en España. Aquí es muy usual que en cada plaza haya un bar como mínimo y que cada bar cobije a una alegre máquina recreativa. Porque sí, sin el sonido de una recreativa un bar español no suena lo alegre que tendría que sonar.

Y gracias a la operadora de máquinas recreativas Jomesa ahora mismo os vamos a acercar algunos secretos de una de las máquina recreativas con más presencia en España. ¡Vamos con ello!

 

¿Una máquina tragaperras es lo mismo que una máquina tragamonedas?

Pues sí lo es. Se trata de dos formas coloquiales o familiares de referirse al mismo objeto: una máquina recreativa de tipo B.

 

¿Y qué es una máquina recreativa de tipo B?

Pues según establece el Reglamento de Máquinas recreativas y de azar las máquinas tipo B son: “aquellas que, a cambio del precio de la partida, conceden al usuario un tiempo de uso o de juego y, eventualmente de acuerdo con el programa de juego, un premio en metálico”. 

Por contrapartida procede saber qué es una tipo A, ¿no?

Esto es lo que dice el Reglamento: “son aquellas de mero pasatiempo o recreo que se limitan a conceder al usuario un tiempo de uso o de juego a cambio del precio de la partida, sin que puedan conceder ningún tipo de premio en metálico, en especie o en forma de puntos canjeables por objetos o dinero.

Se incluyen también en este grupo de máquinas de tipo «A» las que ofrezcan como único aliciente adicional y por causa de la habilidad del jugador la posibilidad de continuar jugando por el mismo importe inicial en forma de prolongación de la propia partida o de otras adicionales, que en ningún caso podrá ser canjeada por dinero o especie”.

 

¿Qué es una operadora de máquinas recreativas independiente? 

Es un tipo de operadora de recreativas que no está asociada a ningún fabricante. Por eso la operadora puede comprar el tipo de máquina que considere más adecuada independientemente de quién la fabrique, atendiendo sólo a la rentabilidad y al beneficio que va a sacar de la máquina recreativa quien la alquile para su bar o local. Eso es lo que hacen en Jomesa, por ejemplo.

Y con esto ya tienes un poco más de información sobre los recreativos. Pero la cosa no cambia: no hace falta que piense en nada mientras te diviertes frente a una recreativa en un bar y te dispones a matar marcianitos o conseguir premios ¡como si no hubiera un mañana! 😉

Categorias: Actividades

Deja una respuesta

Your email address will not be published.